Asistiendo a misa

“3 jueves hay en el año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión del Señor”.

A lo largo de los siglos, la iglesia y los santos han animado a los fieles a amar la Eucaristía e incluso hay quienes han dado su vida por protegerla. Fue Jesús quien reunido con sus apóstoles el la Ultima Cena instituyo el sacramento la Eucaristía: “Tomen y coman, esto es mi cuerpo…” (Mt 26,26-28) De esta manera hizo participes de su sacerdocio a los apóstoles y les mando que hicieran lo mismo en memoria suya. La palabra Eucaristía, derivada del griego εὐχαριστία (eucharistía), significa "Acción de gracias" y se aplica a este sacramento porque nuestro Señor dio gracias a su Padre cuando la instituyó.

El Concilio de Trento (siglo XVI) define claramente: "En el Santísimo Sacramento de la Eucaristía se contiene verdadera, real y sustancialmente el Cuerpo y Sangre de nuestro Señor Jesucristo, juntamente con su Alma y Divinidad. En realidad, Cristo íntegramente"

El Corpus Christi se celebra el jueves después de la Solemnidad de la Santísima Trinidad. Mientras que en varias diócesis se traslada al domingo posterior a la Santísima Trinidad por una cuestión pastoral. El Papa San Juan Pablo II fue quien llevó la procesión anual del Corpus Christi de la Plaza de San Pedro a las calles de Roma.

Cada año celebramos la procesión del CORPUS CHRISTI, un día donde se celebra que Cristo está con nosotros, y por lo tanto un día de júbilo. Sin embargo, este año es diferente, estamos viviendo un tiempo que no olvidaremos y que estará presente en nuestra mente y en los libros de historia. Las personas no pueden asistir a las iglesias, no pueden estar juntas por el estado de emergencia que vivimos y debemos respetar esta orden por el bien de la salud de todos. Aun así, la palabra de Dios esta llegando a los hogares, solo que de una manera diferente “ONLINE” y en tiempo real. Todos los domingos a las 7 p.m. a través del facebook del Padre Miguel, quien llega anunciando la palabra de Dios, trayendo consuelo, alegría y sobre todo esperanza. Es así como se pudo llevar la misa del Corpus Christi a muchos hogares, donde padres de familia, niños, ancianos y enfermos recibieron la comunión de forma espiritual.


COPRODELI MOVIES, MUSIC, PODCAST

SOBRE NOSOTROS

NUESTROS COLEGIOS

GALERÍA DE FOTOS