CEGUERA FÍSICA Y CEGUERA ESPIRITUAL

"Hermanos Moisés fue fiel, como criado, en la familia de Dios; su misión era transmitir lo que Dios dijera. Cristo, en cambio, como hijo que es, está al frente de la familia de Dios; y esa familia somos nosotros, con tal que mantengamos firme esa seguridad y esa honra que es la esperanza.

 

Por eso «Si escucháis hoy su voz, no endurezcáis el corazón, como cuando la rebelión, cuando la prueba del desierto, donde me pusieron a prueba vuestros padres y me tentaron, a pesar de haber visto mis obras durante cuarenta años; por eso me indigné contra aquella generación, y dije: "Siempre tienen el corazón extraviado; no han conocido mis caminos, por eso he jurado en mi cólera que no entrarán en mi descanso."»


¡Atención, hermanos! Que ninguno de vosotros tenga un corazón malo e incrédulo, que lo lleve a desertar del Dios vivo. Animaos, por el contrario, los unos a los otros, día tras día, mientras dure este «hoy», para que ninguno de vosotros se endurezca, engañado por el pecado.


En efecto, somos partícipes de Cristo, si conservamos firme hasta el final la actitud del principio, dado que dice: «Si escucháis hoy su voz, no endurezcáis el corazón, como cuando la rebelión.» ¿Quiénes se rebelaron al oírlo? Todos los que salieron de Egipto por obra de Moisés. Y ¿Contra quiénes se indignó durante cuarenta años? Contra los que habían pecado, cuyos cadáveres quedaron tendidos en el desierto. Y ¿A quién juró que no entrarían en su descanso sino a los rebeldes? Y vemos que no pudieron entrar por falta de fe".


Recuerden que hay una ceguera física (el ciego del evangelio) y otra espiritual y una muerte física (la de Lázaro) y otra muerte espiritual, peor. Hay pandemia de coronavirus y otra pandemia de incredulidad y de materialismo que es peor. De ambas ha venido a librarnos el Señor. ¡Escuchemos hoy su voz!.

 

Hbr. Capítulo 10, 15 El Espíritu Santo atestigua todo esto: 16 "Esta es la Alianza que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Yo pondré mis leyes en su corazón y las grabaré en su conciencia, 17 y no me acordaré más de sus pecados ni de sus iniquidades". 18 Y si los pecados están perdonados, ya no hay necesidad de ofrecer por ellos ninguna oblación. 19 Por lo tanto, hermanos, tenemos plena seguridad de que podemos entrar en el Santuario por la sangre de Jesús, 20 siguiendo el camino nuevo y viviente que él nos abrió a través del velo del Templo, que es su carne. 21 También tenemos un Sumo Sacerdote insigne al frente de la casa de Dios.

 

22 Acerquémonos, entonces, con un corazón sincero y llenos de fe, purificados interiormente de toda mala conciencia y con el cuerpo lavado por el agua pura. 23 Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque aquel que ha hecho la promesa es fiel. 24 Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras.

25 No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo algunos; al contrario, animémonos mutuamente, tanto más cuanto que vemos acercarse el día.

 

26 Porque si después de haber recibido el pleno conocimiento de la verdad, pecamos deliberadamente, ya no hay más sacrificio por los pecados. 27 Sólo resta esperar con terror el juicio y el fuego ardiente que consumirá a los rebeldes.

28 El que viola la Ley de Moisés, es condenado a muerte irremisiblemente por el testimonio de dos o tres testigos.

29 Piensen, entonces, qué castigo merecerá el que pisoteó al Hijo de Dios, el que profanó la sangre de la Alianza con la cual fue santificado y ultrajó al Espíritu de la gracia.

30 Porque nosotros conocemos a aquel que ha dicho: La venganza me pertenece y yo daré la retribución. Y además: El Señor juzgará a su pueblo. 31 ¡Verdaderamente es algo terrible caer en las manos del Dios viviente!

 

32 Recuerden los primeros tiempos: apenas habían sido iluminados y ya tuvieron que soportar un rudo y doloroso combate, 33 unas veces expuestos públicamente a injurias y atropellos, y otras, solidarizándose con los que eran tratados de esa manera.

34 Ustedes compartieron entonces los sufrimientos de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus bienes, sabiendo que tenían una riqueza mejor y permanente.

35 No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa.

36 Ustedes necesitan constancia para cumplir la voluntad de Dios y entrar en posesión de la promesa.

37 Porque todavía falta un poco, muy poco tiempo, y el que debe venir vendrá sin tardar.

38 El justo vivirá por la fe, pero si se vuelve atrás, dejaré de amarlo.

39 Nosotros no somos de los que se vuelven atrás para su perdición, sino que vivimos en la fe para preservar nuestra alma.


MAGAZINE

NOTICIAS COPRODELI

HABITAT

11-Jul-2020 By habitat

Reactivando el empleo y la vivienda…

Después de los 3 meses de confinamiento ordenado por el gobierno por motivo de la cuarentena se ha reanudado la construcción de

EDUCACIÓN

11-Jul-2020 By educacion

Un mundo sin escuelas: Las soluciones…

En casi todo el mundo, las escuelas están cerradas. La pandemia pilló a gran parte de los colegios públicos sin haber cerrado el proceso de matrícula

SALUD

11-Jul-2020 By salud

Comedores Sociales

Con motivo del COVID se ha ocasionado una crisis humanitaria. Coprodeli en respuesta a ella, está convirtiendo los comedores es

12-Jun-2020 By coprodeli

Promoviendo un estilo de vida…

Prevenir antes que “curar”, esa debe ser la frase de cada persona para el cuidado de su salud, a fin de evitar factores de

11-Jun-2020 By coprodeli

Atendiendo las necesidades básicas

Con este programa nació COPRODELI el año 1989 cuando en las barriadas y zonas rurales del Perú había hambre, miseria, terrorism

FOTO NOTICIAS

POPULARES

COPRODELI MOVIES, MUSIC, PODCAST

SOBRE NOSOTROS

NUESTROS COLEGIOS

GALERÍA DE FOTOS