Imagen / Gerd Altmann-Pixabay.

La Asociación Enraizados acaba de hacer público el informe “La labor de la Iglesia frente al coronavirus”, donde recoge 449 acciones realizadas por los católicos durante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Estas se reparten en siete epígrafes: ayuda económica y social directa (especialmente comida), ayuda personal (en
contacto directo con la persona afectada), ayuda humana (normalmente vía telefónica), en colaboración con otras instituciones, material sanitario, labor espiritual y varios.

Entro los actos de caridad que se ha llevado a cabo por parte de la Iglesia durante estos tres últimos meses está el reparto de comida. La Iglesia ha repartido millones de kilos de comida a personas necesitadas. Por ejemplo, la parroquia San Juan de Dios reparte en el barrio madrileño de Vallecas 70.000 kilos de alimentos. 

También ha ofrecido las instalaciones de la Iglesia para uso del personal sanitario o personas necesitadas con motivo de esta pandemia, como ocurre, entre otros casos, en la Casa Sacerdotal Barbastro-Monzón. 

Monjas que se han puesto manos a la obra y han comenzado a confeccionar mascarillas quirúrgicas, las catequesis virtuales para los niños que se preparan para la Primera Comunión, las oraciones y bendiciones de sacerdotes y capellanes por WhatsApp, o las iniciativas solidarias cómo hacer la compra los mayores, como las monjas clarisas de La Laguna en Tenerife, son algunas de las acciones que se destacan en el informe.

Además, durante la Semana Santa, muchas cofradías ayudaron económicamente a las instituciones que luchan contra la pandemia, como los costaleros de Las Aguas. También han llevado a cabo un sistema de telemedicina mediante un primer diagnóstico y orientación (como la Veterana Orden de Malta). Y, a través de internet también, han dado formación en línea y establecer recursos pedagógicos, como ocurre, entre otros casos, con #MaestrosDesdeCasa. 

Fuente www.actuall.com