Más de 900 Niños en Alto Riesgo (NAR) que viven en situación vulnerable y extrema pobreza en los barrios más pobres de nuestras áreas de incidencia, participan en el Centro de Atención Externa (CAE) donde, acompañados de una docente reciben: Reforzamiento escolar y Tutoría. Y dado que son menores de edad, se trabaja sobre todo con sus mamás en el Club de Pro Mujer, donde se les acompaña en el desarrollo de un proyecto de Vida; solo así podemos ayudar en generar un verdadero cambio saludable para los niños.  Esto es gracias a muchos padrinos que se suman a ayudar a los más pequeños, para que tengan la oportunidad de tener una preparación para ser personas de bien.